lunes, 19 de enero de 2009

Además de atracador, grosero y chulo...

Os pongo en antecedentes. Madrid, tarde del Domingo, Santiago Bernabeu, partido correspondiente a la decimonovena jornada de Liga, Real Madrid - Osasuna, atraco deportivo al equipo rojillo árbitro mediante.

"Si te tiras, por lo menos tírate bien"
interpeló Perez Burrul a Juanfran, jugador de Osasuna, cuando éste fue derribado dentro del área a causa de una clara falta cometida por Fernando Gago, jugador del Real Madrid.


"Métete la tele por el culo"
espetó Perez Burrul cuando un jugador de Osasuna, una vez terminado el partido, le instó a que viese el video del mismo para comprabar que se había equivocado en sus particulares apreciaciones del juego.


El problema es, ¿sería tan mal educado si realmente hubiera sido una equivocación fortuíta y humana? permítanme dudarlo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No voy a decir que el árbitro se portó correctamente, pero los jugadores tendrían que cerrar su bocaza. Porque si el árbitro se equivoca jamás va a cambiar de opinión por mucho que le presionen los jugadores (no debería, vamos). El juego es así, con un árbitro humano que comete errores y precisamente es parte de la gracia del juego (si no, ¿de qué se iba a hablar durante la semana??)
Así que al jugador que echaron por protestar le está bien merecido por protestarle al árbitro teniendo una amarilla (pardillo!).

Up the referies!!

platho

Hugo dijo...

Perez Burrul la cagó, no se puede intentar ser arbitro y querer ser el protagonista del partido, que para eso ya estan los jugadores. En el segundo pareció señalar penalti y luego lo consultó con el linea y cambio de decisión, joder si él lo vio ¿por qué lo consulta con el linea?, muchas veces pitan a instancias de ellos, no?
Y desde mi punto de vista en esta caso las protestas son normales, o acaso Platho si en tú trabajo haces una pifia y viene alguien y te acusa de hacerla a propósito, tu no le protestarias???

Anónimo dijo...

Hugo, estoy contigo en que el arbitro no lo hizo bien, la cagó al pitar incorrectamente y, sobre todo, hablándole como le habló al jugador. Inadmisible.
Ahora bien. El fútbol es un juego (deporte en este caso) con unas reglas precisas y en el que el árbitro es la mayor autoridad en el campo y sus decisiones son incuestionables.
No es como protestarle a un compañero de trabajo, es como si un juez te condena a 10 años de cárcel y vas y te echas encima suyo como un energúmeno diciéndole que eres inocente. Puedes hacerlo, pero atente a las consecuencias.

Platho ( a.k.a. Pedro DPR)

Rubén dijo...

En estos sitios que hay tantos interes y tantos euros de por medio, no te puedes fiar de nadie. Y como los interese son los euros, si se ataca al bolsillo, verás como habría mas honradez (en el fútbol y en muchos sitios más)

Llevo tiempo comentando, que un jugador al ser expulsado no puede dejar a su equipo en inferioridad númerica. Así que si se expulsa, yo haría una norma que meta a un suplente y el expulsado jugaría la jornada siguiente. La sanción sería económica, que es lo que más duele. A no ser que sea una entrada grave, que en caso de lesión, el expulsado no volvería a jugar hasta que el contrario volviera a los terrenos de juegos. Y como el expulsado no es útil al club, ya que no le rinde en esa temporadita, pues esa época el expulsado se quedaría sin cobrar. Veréis como más de uno se piensa lo de meter la pierna.

En el tema arbitral, pasaría tres cuartos de lo mismo. Árbitro que la líe, sablazo a la cartera y una temporadita sin pitar. Sí es cierto, que la reacción del árbitro es en milésimas de segundo, y está al borde del error humano, pero a sabiendas de la sancción económica que le espera, seguro que pone más ímpetu en hacer su trabajo. Lo malo de ésta normativa es que puede dejar sin árbitros la primera división española.

Menuda parrafada!! perdón por la extensión.
Saludos